+5491136057263
info@socialmediaweb.com.ar

Historias desde casa, un e-book solidario para leer en cuarentena

www.socialmediaweb.com.ar

Historias desde casa, un e-book solidario para leer en cuarentena

















Dos editoriales, diez escritores y diez ilustradores crearon una obra sobre la pandemia cuya recaudación se donará a la Red Argentina de Bancos de Alimentos; también saldrá impreso en papel Crédito: Gentileza

«El 2020 llegó lleno de promesas, de proyectos, de ganas de transitarlo. Hasta que de pronto un muro nos detuvo, el Covid-19 frustró nuestra renovada iniciativa. Fue la primera vez en la historia de la humanidad que nos vimos obligados a recluirnos a nivel global. A dejar de vernos, de reunirnos, de abrazarnos. El ser humano, como ser social debía aprender a dejar de serlo. Por lo menos por un tiempo», comienza el prólogo de

Historias desde casa

, el e-book solidario que surgió como una idea utópica, según aseguran sus creadores.















































La iniciativa fue de Katherine Martínez Enciso, directora de las editoriales Camino al Sur y Letra impresa. «Queríamos aportar nuestro granito de arena en esta pandemia, y al ser nuestra labor la de crear contenido, decidimos generar un proyecto de forma altruista. Fue así que nació la idea de un proyecto de creación colectiva que nos pusiera en acción, no solo a nosotros, sino también a escritores, ilustradores y a un equipo de profesionales que forman parte de esta industria, para dar origen a un contenido de calidad que involucra también la acción del lector. La idea, además del entretenimiento, es recaudar fondos para ayudar a mitigar el drama que atraviesa, y va a atravesar, la población más vulnerable», explica Martínez Enciso.


Son diez historias, cada una escrita por un autor, con su estilo propio, que se van conectando entre sí. Los relatos transcurren durante la cuarentena, y eso provoca que los lectores se sientan identificados con las situaciones o los personajes, y empaticen con ellos.






























Un cuento por día

Durante la primera parte del desarrollo del proyecto, en la página web de estas dos editoriales, se fueron publicando los cuentos, uno cada tres días. Estuvieron disponibles durante 24 horas, sin costo. Además, en esta versión, podía verse una de las ilustraciones de cada relato.




















El 14 de mayo, luego de transcurridos los cuarenta días desde el lanzamiento del proyecto, se publicó el e-book con las historias y más ilustraciones. Hoy es el lector quien cobra protagonismo en este proyecto, porque puede aportar a esta causa desde su lugar, a través de la compra del libro electrónico. Los interesados en ayudar sólo deben ingresar en los sitios de las dos editoriales o en Bajalibros.com y comprar su ejemplar digital. Todo lo recaudado será donado a la Red Argentina de Bancos de Alimentos.


Pero la tarea fue un gran desafío, no solo en el nivel logístico, sino también en el creativo. «Es que se trata de oficios que se caracterizan por ser solitarios. Sin embargo, la dinámica y el aporte de cada uno de los involucrados logró que el proyecto avanzara y hoy sea una realidad», resume Martínez Enciso.




















«En

Historias desde casa

, la colaboración dependía de esperar la historia anterior y construir sobre esa base y la de los relatos previos; recoger personajes o situaciones, y crear desde ahí o incorporarlas de alguna manera en tu idea. En mi experiencia como guionista, el trabajo colaborativo es una constante y me gusta mucho, creo que siempre suma y te permite generar un producto final más interesante», asegura David Rodríguez, (conocido en el mundo editorial como

Deivid

), autor, en este libro, de

La rebelión de las palomas

, ilustrado por Ezequiel Quines.














David Rodríguez, uno de los autores de los cuentos
David Rodríguez, uno de los autores de los cuentos Crédito: Gentileza

«Para mí fue una gran experiencia, tanto desde lo profesional como desde lo humano. Todos estamos pasando una etapa de gran incertidumbre pero siempre tuve presente que mucha gente sufriría necesidades básicas durante la cuarentena. Por eso, al saber que la propuesta de la editorial era generar un contenido con el plus de ayudar a la población más vulnerable, me sumé de inmediato y con gran entusiasmo», cuenta Pablo Pino, ilustrador del relato

Pandora

, el último de la obra.














Pablo Pino, ilustrador del relato Pandora
Pablo Pino, ilustrador del relato Pandora Crédito: Gentileza

«Es la primera vez que participo en un libro que se construye día a día, viendo cómo se van conectando las historias y sus ilustraciones, pero sin saber lo que me tocaría crear hasta llegado ese momento. Generalmente, trabajo en proyectos donde tengo contacto solo con el editor y a veces el escritor, pero en Historias desde casa conformamos un grupo de diez ilustradores con comunicación directa y permanente, aportando ideas para resolver la parte gráfica de manera que, aun siendo ilustraciones de diferentes autores con distintos estilos, puedan mantener una unidad siguiendo la idea inicial de relacionar una historia con otra,» agrega Pino.












Desde adentro

Este libro es ideal para leer en familia. Grandes y chicos empatizarán con sus protagonistas y situaciones. Es que cada uno de estos cuentos se desarrolla dentro de la cuarentena. El lector siente que se mete, por un rato, dentro de los hogares donde transcurren los relatos, para ver qué sienten y qué situaciones viven los personajes mientras esperan que se termine el aislamiento.


Algunos relatos, incluso, se han anticipado a situaciones que luego ocurrieron en la vida real. «La pandemia nos hace pensar en las historias de ciencia ficción que intentan predecir este tipo de situaciones, y en mi cuento a la protagonista le dicen la pequeña mentalista, porque tiene la capacidad de anticiparse a los hechos con sus deducciones. En el final, su padre entra a un supermercado con una máscara del Doctor de la Peste y un policía lo detiene pensando que iba a robar. A la semana siguiente de que mi historia se subiera la web, en los diarios se publicó la noticia de que en Inglaterra había salido un hombre disfrazado como el Doctor de la Peste y la policía le pidió que reconsidere su disfraz, porque asustaba a la comunidad. Nunca deja de sorprenderte cuando algo de lo que escribís parece que se hiciera realidad», dice con una sonrisa

Deivid

.


«Es necesario repensarnos como industria, no solo a partir del libro como objeto, si no desde los contenidos en sí. Esta pandemia nos hace ver lo frágiles que somos como industria, pero lo ávidos que están los lectores por contenidos de calidad que logren conectarlos con la lectura», asegura Martínez Enciso.


El objetivo, ahora, es vender la mayor cantidad posible de e-books para recaudar el dinero que será donado a la Red Argentina de Banco de Alimentos.


«Más adelante pensamos sacar el volumen impreso para que los lectores puedan atesorarlo en sus bibliotecas y que les quede como un recuerdo de un hecho histórico que vivimos», adelanta la editora.


Hoy el libro puede comprarse en formato electrónico en

www.editorialcaminoalsur.com/historias-desde-casa

. Allí se puede elegir el valor que se desea donar, desde 50 hasta 1000 pesos. También pueden descargarlo desde

www.bajalibros.com

, donde tiene un precio fijo de 380 pesos.


Las editoriales ofrecen la primera historia, completa, sin cargo, para ver un adelanto del libro. Se trata del relato Dormir en el patio, que puede leerse en

http://www.editorialcaminoalsur.com/historias-desde-casa-inicio

.


«Este fue un proyecto sin precedente, casi un experimento, cuyo resultado fue mucho más allá de las expectativas. La sinergia entre los participantes demostró el compromiso por parte de cada uno por una causa común, la solidaridad», finaliza Martínez Enciso.









ADEMÁS









Fuente: https://www.lanacion.com.ar/tecnologia/historias-casa-e-book-solidario-leer-cuarentena-nid2371176

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: