+5491136057263
info@socialmediaweb.com.ar

Cómo montar un curso online sin ayuda: el ejemplo de María Eugenia Llorente

www.socialmediaweb.com.ar

Cómo montar un curso online sin ayuda: el ejemplo de María Eugenia Llorente

















María Eugenia Llorente, más conocida como Peufe, hace doodle art y cuenta cómo montó un curso online por su cuenta




Desde el inicio de la cuarentena cambiaron muchos hábitos. Por ejemplo, tras la suspensión de todo tipo de actividad educativa y de capacitación presencial, se disparó en la Argentina el consumo de cursos online.


















































En este contexto, e impedida de vender su arte en las ferias de Palermo, en la Ciudad de Buenos Aires, y de impartir talleres presenciales, a María Eugenia Llorente se le ocurrió realizar de forma integral un curso online sobre arte y avanzó en este proyecto con una particularidad: como vive sola, ella planificó, grabó y editó todo el contenido sin ayuda.





Llorente, de 52 años, y conocida como «Peufe», cuenta a LA NACION cómo avanzó con el armado de su curso sobre Doodle art, que es una técnica de dibujo basada en garabatos.






























Paso a paso, cómo realizó el curso




«Inspirada en la plataforma de cursos digitales Domestika, utilicé mis dos smartphones para grabarme. Además, usé un trípode que me habían regalado. Previamente, busqué en mi casa los escenarios que podía usar y miré tutoriales sobre cómo hacer el storytelling de un taller. Además, me fijé a qué hora del día entra más luz en mi casa, porque no tengo reflector ni aros de luz», cuenta, y se explaya: «El sonido fue un desafío, porque no tengo micrófono profesional. Entonces, con un iPhone 8 me filmaba, y con el iPhone 6 bien pegado a mi cuerpo registraba mi voz. Así filmé el curso, que consta de 27 lecciones distribuidas en 7 capítulos























Para editar las clases, Llorente pasó los videos a su computadora valiéndose del conversor de videos Handbrake (gratis, de código abierto) para bajar el tamaño de los archivos sin que perdieran calidad, y luego editó el material con Adobe Premier, que aprendió a usar a fuerza de prueba y error. Si bien el curso tiene una duración de dos horas, el tiempo invertido en la filmación es muy superior, ya que este proyecto comenzó en mayo y terminó en agosto: «Por la cuestión de la luz no podía filmar los días nublados ni de lluvias. Además, tuve que regrabar muchas tomas porque mi perro ladraba. De hecho, en varias escenas aparece durmiendo», ejemplifica.


























Entre otros detalles, tuvo que sumar las imágenes y sincronizarlas con el audio en un único video. «En internet hay tanta información que es posible aprender cualquier cosa mirando tutoriales y navegando por la web. Así es como superé cada dificultad: Googleando«, afirma.














Llorente está entusiasmada con el lanzamiento de su primer curso online. Dice que si bien al principio tuvo temor a salir mal en la pantalla, con el paso de las horas se fue relajando. «Durante la filmación siempre traté de transmitir paz y cuidar detalles como usar la misma ropa, peinado y el mismo tono en las uñas», relata. En este sentido, al estar sola cometió muchos furcios durante las grabaciones que fue descubriendo al momento de la edición, con lo cual tuvo que regrabar mucho material. «En este curso invertí miles de horas. Es un trabajo arduo y la falta de la mirada del otro lo hace más complicado», se sincera.





Respecto a la monetización, lo pondrá disponible en su website para la compra desde fines de septiembre. Además, lo dará a conocer a través de sus cuentas en Facebook e Instagram. Incluso creó una cuenta en Google Classroom para distribuirlo también por ese medio. «Voy a probar con varias plataformas para ver cuál funciona más para mis próximos cursos. El de Udemy también me gusta porque tiene un mercado potencial de 16 millones de personas, pero cobran una comisión muy elevada», analiza.















De la computación a los garabatos




Llorente es Licenciada en Ciencias de la Computación y llegó al mundo del arte por hobby. «Dediqué muchos años de mi vida a los sistemas de programación y desarrollo, ejerciendo esa profesión con alegría, satisfacción y muchos logros, incluso trabajé en Inglaterra para las escuderías de Fórmula 1 de Jaguar y Red Bull Racing por 8 años, diseñando y desarrollando software para distintas áreas», cuenta. Tras ejercer su profesión por 20 años, se reconvirtió en artista, y hoy vive de los garabatos que crea, aunque no tiene estudios formales, sino que aprendió de forma autodidacta.














«Descubrí esta técnica mientras vivía en Inglaterra y me enfoqué en ella porque en épocas difíciles de mi vida me ayudó a superar la angustia y la depresión. El Doodle art es una forma de calmarse, ya que se trata de una actividad de meditación activa», cuenta. Y agrega: «Como vi que gustaban mis creaciones, decidí volcarme de lleno a esta actividad, y para que no quede solo en cuadros, lo integré con el mundo de la informática volcando este arte en objetos. Así es que puedo vivir de esto y que comercializo tazas, individuales y almohadones, entre otros productos. Sin dudas, tener el conocimiento informático me simplificó este camino», reflexiona.





Tras esta reconversión profesional, y con su primer curso online terminado, concluye: «todos tenemos miedo al cambio, pero no hay que paralizarse, sino animarse. Para los que tienen ganas de grabar un curso, es buena idea hacer primero algunos Live en las redes sociales para eliminar los temores. En Internet hay tanto conocimiento que si hay ganas de hacer algo, solo es cuestión de investigar, probar, equivocarse y avanzar, ya que es posible unir todo, como hice yo, que logré fusionar el mundo de la manualidades con el de la tecnología».









ADEMÁS









Fuente: https://www.lanacion.com.ar/tecnologia/como-montar-curso-online-sin-ayuda-ejemplo-nid2457897

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: