fbpx
+5491136057263
info@socialmediaweb.com.ar

Aprendé cómo podar un rosal y hacer una planta de gajo

www.socialmediaweb.com.ar

Aprendé cómo podar un rosal y hacer una planta de gajo

Los amantes de las rosas ansían tener plantas con una floración abundante y linda. La solución para lograrlo se puede reducir a dos actos: cortar las flores pasadas y podar los rosales anualmente, en la época adecuada. El crecimiento, la forma y la floración varía según la enorme cantidad de distintos rosales en cultivo que tenemos hoy.

Desde plantas gigantescas hasta compactas miniaturas, las que florecen abundantemente una sola vez al año y otras que lo hacen durante varios meses. Por eso, es imprescindible adoptar el régimen de poda de las rosas de acuerdo con las formas de sus crecimientos y la categoría a las que pertenecen.

La poda mayor anual, que en la zona de la provincia de Buenos Aires y alrededores se efectúa en julio hasta mediados de agosto, permite el desarrollo de nuevos tallos que, en el futuro, serán los más productivos.

La tarea de podar un rosal se debe llevar a cabo cuando las plantas están terminando su reposo y las yemas están “hinchadas”. Si se hace muy temprano, los brotes pueden dañarse con alguna posible helada y, si por el contrario, se hace muy tarde, se pueden eliminar una cantidad de tallos y follaje que la planta produjo con sus reservas. Por regla general, en áreas donde el clima es benigno, se poda antes; donde los inviernos son más severos, se poda más tarde.

En el proceso de la poda, hay lineamientos generales:

Rosal híbrida de té (Garden Party)

Rosal Floribunda (Cocoricó)

Las floribundas y arbustivas debería bajarse a solo 1/3 de la altura existente, excepto que se quisiera renovar la estructura basal de la planta y, en ese caso, se deberá hacer en forma más severa.

Hacé click sobre la imagen para ver el detalle del corte:

Rosal trepador (Golden Star)

A grandes rasgos, hay dos categorías de rosas trepadoras: las que florecen en los tallos del año y las que florecen en los tallos producidos el año anterior.

En la primera categoría, que se podarán todos los años, están:

En la segunda categoría están las trepadoras-rastreras de tallos laxos, que en su mayoría florecen en las ramas del año anterior. Deberá adoptarse el régimen de podarlas cada dos años.

Las rosas trepadoras necesitan un sostén donde apoyarse. Ya sea que florezcan en la rama del año o que lo hagan en la del año anterior, siempre harán uso de una estructura o de una pared. Debe observarse bien la planta para empezar la poda, quitando como siempre lo que está enfermo o dañado, los tallos que se entrecruzan y obstruyen el centro, las ramas débiles o los tallos más envejecidos. Se elegirán tres o cuatro tallos fuertes y jóvenes y, abriéndolos en espaldera, se atarán al sostén, tratando de doblarlos en forma horizontal (para permitir a la savia correr con facilidad, obligando a formar numerosas yemas de las que brotarán cantidad de tallos verticales con sus flores).

Elementos básicos para podar un rosal.
Elementos básicos para podar un rosal.Archivo Revista Jardín

Además del sentido común, las herramientas más importantes que un podador tiene que tener son:

Podemos aprovechar la poda para hacer nuestras propias plantas de gajo. Es un método que permite obtener un rosal sobre sus propias raíces. Tiene como inconveniente que se debe esperar un año a que el gajo eche sus raíces y crezca lo suficiente como para colocarlo en el jardín. Es muy fácil obtener el rosal colocando el gajo elegido en una buena mezcla de sustrato, con polvo de hormonas para enraizar, en una maceta adecuada.

Una mezcla rápida, simple y básica incluye: 1/3 de turba; 1/3 de materia orgánica; 1/3 de perlita.

El gajo de rosa a plantar debe tener el grosor de un lápiz y 15 a 20 cm de largo.
El gajo de rosa a plantar debe tener el grosor de un lápiz y 15 a 20 cm de largo.Archivo Revista Jardín

Elección del gajo. El mejor momento para cortar el gajo es cuando las hojas ya caen, la planta empieza a dormir después de haber madurado bien durante el verano. Se toma un tallo que tenga un año, del grosor de un lápiz, y de 15 o 20 cm de largo, que presente yemas incluso en los dos extremos. Se le quitan todos los aguijones y el resto de hojas, si hubiera. A continuación, la parte baja del gajo se introduce en el polvo de hormona y se planta en la mezcla preparada. Puede ser en una maceta o directamente en un rincón protegido del jardín. En la primavera ya debería presentar los brotes con hojas, pero para trasplantar se tiene que esperar al invierno siguiente.

Texto: Mary Santarelli

LA NACION

Conocé The Trust Project

Fuente: https://www.lanacion.com.ar/lifestyle/paso-a-paso-la-manera-correcta-de-podar-un-rosal-y-como-hacer-una-planta-de-gajo-nid2147930/

Aprendé cómo podar un rosal y hacer una planta de gajo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: